Logotipo PasarelaXD Logotipo Banquete Perfecto
4 diciembre 2017 BanquetePerfecto

¿CÓMO SABER SI DEBES CASARTE CON TU PAREJA?

9 señales de que es la persona indicada para casarte

¿Tu pareja te ha pedido matrimonio y te han entrado dudas?  ¿No sabes si será la persona adecuada? No te preocupes. Es algo normal. Casarse no es un juego de niños. Por eso, muchas personas tienen dudas ante ese compromiso. Antes de dar cualquier paso debes estar completamente seguro de que tu pareja actual es realmente la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida, compartirlo todo, y ser feliz a su lado.

A continuación te damos 9 ideas para saber si ha llegado el momento de darse el “sí quiero” y sobre todo, si tu pareja es la persona idónea para dar este importante paso:

1. Conocer a fondo a tu pareja

Es muy importante conocer perfectamente a una persona antes de compartir con ella el resto de tu vida. Éste es uno de los aspectos esenciales antes de decidirte a pasar por el altar. ¿Ya habéis vivido juntos? Si la respuesta es afirmativa y os ha ido bien, no hay dudas de que probablemente estéis hechos el uno para el otro. Pero si todavía no lo habéis probado o la convivencia se ha hecho difícil, será uno de los motivos por los que deberás pensarlo bien. Es lo más complicado, para sobrellevar una relación, convivir con todas las virtudes, todos los defectos y todas las manías con respeto, cariño y amor.

Sé sincero con tu pareja, comunícate con ella y respétala al máximo.

2. El carácter de tu pareja

El carácter de tu pareja es importante a la hora de decidir si vas a casarte con ella o no. Si en tu relación hay cariño, respeto y sentido del humor, el éxito estará asegurado. Pero también es importante que mires si se preocupa por ti, si te escucha, si te apoya, si conoce tus sentimientos y los sabe llevar, si te expresa lo que siente, lo que le interesa y lo que opina sin dañarte. Todos estos aspectos son fundamentales para decidir si es el hombre o la mujer con quien quieres compartir el resto de tu vida.

3. Tener los mismos objetivos

El matrimonio no es nada sencillo. Durante vuestra vida juntos pasaréis por muchos momentos difíciles que pondrán a prueba vuestro amor. Confiar en tu pareja y hacer piña es fundamental para poder superar esos momentos. ¿Crees en tu pareja? ¿Confías en ella? ¿Tienes intención de arreglar las cosas? ¿Estás dispuesto a ceder por el bien de vuestra relación? Formúlate estas preguntas de vez en cuando. Te ayudarán mucho.

Reflexiona, también, sobre si tenéis los mismos objetivos en la vida, si deseáis construir un futuro juntos. Al hablar de los mismos objetivos no nos referimos a tener el mismo trabajo o realizar las mismas actividades, sino en cómo queréis vivir: si deseáis formar una familia, si queréis tener hijos o no, y en caso afirmativo cuántos os gustaría tener, en qué casa deseáis vivir, dónde queréis viajar, si estáis pensando en ahorrar dinero para el futuro o preferís vivir el presente y disfrutar, si os gustarn los animales y pensáis tener una mascota o no…

Aunque parezcan cosas muy básicas pueden ser puntos conflictivos de discusión. Para saber si debes casarte con esta persona deberás descubrir si todas estas cuestiones involucradas en el matrimonio pueden funcionar, más allá del estar enamorados.

4. Respetar vuestro espacio individiual

Para saber si debes casarte es muy importante que respetéis vuestro espacio. Tener objetivos comunes no significa hacer siempre lo mismo, es más, todo lo contrario: es muy importante que ambos tengáis vuestro pequeño espacio individual y vuestros momentos de libertad y que los respetéis.

No te cases si no estás 100% seguro.

5. Sinceridad y comunicación

La sinceridad y la comunicación son dos requisitos esenciales que deberéis cumplir antes de casaros. Nunca te quedes con el “podría haber hecho”. Hablad sobre lo que os apetece hacer, lo que necesitáis, lo que sentís, lo que queréis… Es muy importante que seáis sinceros el uno con el otro. Así que, nada de mentiras. Si vuestra relación se ha construido sobre estos pilares, nada puede ir mal en vuestra vida de casados. Por el contrario, si hay mentiras, las cosas irán mal.

6. Llévate bien con la familia y amigos de tu pareja

¿Te llevas bien con la familia y amigos de tu pareja? Este aspecto es igual de importante que los demás a la hora de decidir si te vas a casar o no con tu pareja. Convertirte en su esposo o esposa no significa que vayas a congeniar y llevarte bien con toda su familia pero, al casarte, no solo te estás comprometiendo con tu pareja, sino también con su entorno. ¿Estáis preparados para aguantar las tensiones que se pueden producir? Y lo más importante, ¿iréis a una?

Reflexionar sobre el tema puede ayudarte a resolver algunas dudas, aunque en el fondo también has de ser consciente que tu vida y tu familia la acabarás formando con tu pareja, así que no dejes que demasiada gente externa se entrometa en vuestra relación.

7. La sexualidad

La sexualidad y su importancia en el matrimonio. Como sabes el sexo es uno de los pilares para que una relación funcione adecuadamente. Si ya habéis tenido relaciones íntimas antes de pasar por el altar o si todavía no lo habéis hecho, debéis hablar abiertamente sobre el tema. Además de gustarte y encontrar el sexo como algo placentero entre ambos, descubre las fantasías que deseáis realizar, comunicaros y sobre todo respetaros. Con el matrimonio puede llegar la rutina y con los años los cambios físicos. ¿Estáis dispuestos a mantener siempre viva la llama de la pasión?

8. Tener los mismos valores con tu pareja

Para saber si debes casarte, es importante tener los mismos valores o límites. Aunque estos problemas pueden aparecer a la hora de educar a un hijo, es importante que os rijáis por las mismas reglas, ya que todo ello influirá en vuestra convivencia y contribuirá a mejorar vuestra relación y vuestro matrimonio.

Es bueno tener presentes en estos temas a la hora de firmar el contrato matrimonial, pero eso es muy diferente a estar siempre pensando que no funcionará, que en cualquier momento lo dejaréis, que las discusiones son frecuentes o que no existen más alternativas que el separarse.

9. Pensar en el divorcio

¿No te has casado y ya piensas en el divorcio? Entonces está muy que claro que todavía no estás preparado para dar el compromiso y la vida en común.

Es bueno tener presentes todos estos aspectos a la hora de firmar el contrato matrimonial. Así sabréis en qué fase o estado se  encuentra vuestra relación y si los lazos que os unen son fuertes o no. Si no estás 100% seguro de dar este paso, no lo des.

Icono cerrar

Apúntate al servicio más exclusivo



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies