Logotipo PasarelaXD Logotipo Banquete Perfecto
12 julio 2018 BanquetePerfecto

CÓMO MONTAR UN CANDY BAR PARA TU BODA

8 ideas para una mesa de dulces perfecta

Te vas a casar y lógicamente tu boda tiene que ser la más especial, un día perfecto que nadie pueda olvidar. Para lograrlo tendrás que ofrecer a tus invitados una boda original y diferentes, llena de momentos únicos. Por eso, cada vez hay más empresas que escuchan al cliente y ofrecen servicios personalizados, atendiendo a sus gustos y deseos: invitaciones de boda con frases y motivos que describen a los novios; menús especiales con diferentes opciones, canciones de boda elegidas exclusivamente para la ocasión… La fiebre por personalizar la boda no deja ningún cabo suelto.

Hoy queremos presentarte una de las últimas tendencias llegada desde Estados Unidos, el candy bar. Poco a poco se ha ido convirtiendo en una tendencia imprescindible para endulzar las bodas, pero ¿qué es exactamente un candy bar? Es una mesa o barra llena de dulces de todo tipo (golosinas, chocolates, etc.) para que los invitados puedan tomarlos cuando quieran (generalmente después del postre). Suele colocarse una vez finalizado el banquete, aunque también hay quien prefiere instalarlo previamente. Pero el candy bar no sustituye al clásico tarta de boda, sino que lo complementa con otros dulces como “cupcakes”, “cookies” o golosinas.

Si te gusta la idea de tener un candy bar en tu boda, toma buena nota de estas 8 claves para que todo salga a la perfección:

1. Tipo de boda

Lo primero que debes hacer es tener muy claro el estilo que quieres para ese día tan especial en tu vida. No es lo mismo organizar algo para una boda urbana,  una boda en el campo u otra celebrada en la playa. De ello dependerá el tipo de materiales que puedes utilizar para presentar los dulces.

2. Ubicación

Mira cómo de grande es el local o el restaurante en el que va a celebrarse el banquete. Mide bien la superficie. Dependiendo de su tamaño, así será el candy bar que puedas montar. Una vez hecho esto, debes elegir el lugar exacto en el que irá colocado el candy bar. Escoge una zona con tirón para que la gente pueda acercarse y disfrutar del ricón más dulce que hay en tu boda. ¡Ten en cuenta estos aspectos y consigue un candy bar de diez!

3. Variedad de dulces

Puedes optar solo por chucherías (bastones de regaliz, nubes de caramelo, etc.) o incluir también caramelos, galletas, pasteles y hasta tartas. Todo depende del día de la boda y de lo amplio que sea el menú. Si quieres evitar que la mesa se llene de gente y resulte complicado e incómodo para los invitados acercarse a ella, elige productos individuales o que se repartan fácilmente.

Pero un candy bar no tiene por qué estar formado únicamente por productos dulces. También se pueden poner productos con sal como frtos secos, palomitas o pasteles salados. Pero este tipo de comida no es para comerla después del postre. No pega mucho. Por eso, deberás analizar muy bien cuál es el momento del banquete en que resulte más adecuado ofrecerla. Si tienes cualquier duda, lo mejor es que te dejes aconsejar por el servicio de catering para escoger la mejor opción y que todo salga a pedir de boca.

4. Cómo presentarlos

El candy bar ha pasado a tener una entidad propia, y los productos que en él se utilizan ya no se colocan sobre una mesa plan sin más, sino que forman parte de la decoración de la boda. Para ello lo que se hace es combinar los diferentes productos entre sí según su forma y color, de modo que parezca que nos encontramos en una tienda de chucherías.

5. Decoración del espacio

Evita que la gente se distraiga fijando su mirada en cualquier detalle. Si el mantel tiene estampados, puede perderse contemplando sus dibujos. Elige para ello un mantel sencillo y liso. Así, la gente centrará su atención lo realmente importante, los dulces. Puedes añadir algún elemento no comentible a modo de decoración como flores, velas, globos, farolillos, guirnaldas hecas con papel… Eso le dará un toque muy chic al rincón.

6. Dulces que no deben faltar

Lo ideal es incluir un buen número diferente de dulces para que los invitados puedan elegir los que más les gusten. Sin embargo, si hay algo que no debe faltar en tu candy bar son los macarons,  un tipo de galleta tradicional italiana hecha de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar. Son atractivos a la vista y muy apetecibles. Además, gustan a mayores y pequeños.

7. ¿Cuántos dulces hacen falta?

Es muy compicado calcular la medida exacta de chucherías y dulces que necesarias para un candy bar. Dependerá de lo abundante que hayan sido el cóctel y el banquete. Si únicamente tenemos en cuenta las chucherías, se calcula que bastará con entre 4 y 6 tarros de tamaño medio por cada 50 invitados. Para bodas de entre 50 y 150 invitados deberás duplicar al menos la cantidad. Así 12 tarros puede ser una buena cifra. Si se alcanzasen los 200 invitados, lo ideal sería contar con un mínimo de 15 tarros. Si no lo tienes claro, siempre puedes recurrir al responsable del catering. Seguro que puede atinar más y darte cifras más exactas.

8. ¿Qué hacer con lo que sobra?

Lo más normal es que los dulces se agoten y no quede ninguno. Pero si por algún casual sobra alguna chuchería, puedes colocar bolsas de tela o de papel junto a la mesa para que aquellos que lo deseen puedan llevarse algunos dulces o chuches a casa.

¡Apunta estos consejos y triunfa en tu boda con un inolvidable candy bar que endulce el día a todos tus seres queridos! Se quedarán con ganas de más.

Icono cerrar

Apúntate al servicio más exclusivo



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies