Logotipo PasarelaXD Logotipo Banquete Perfecto
16 enero 2018 BanquetePerfecto

CÓMO CUIDARTE DURANTE EL EMBARAZO: 7 CONSEJOS PRÁCTICOS

Por Naiara Aguirre
Emabarazo: cómo cuidar tu cuerpo.

Estás embarazada y durante los próximos nueves meses vas a experimentar múltiples y variados cambios en tu cuerpo, físicos, por supuesto, pero también psíquicos. Por eso, es imprescindible llevar a cabo una serie de cuidados durante el embarazo. Te sentirás mejor tú y estarás más y mejor preparada para afrontar esta bonita época.

1. Cuidado corporal

El cuidado estrella durante el embarazo es el de la piel, a nivel estético, claro está. Hay que tener en cuenta que vamos a engordar, en el mejor de los casos, unos 9 o 10 kilos así que hay que preparar el cuerpo para ello. La piel va a estirarse para dar cabida al útero que va a expandirse hasta 1.000 veces su capacidad habitual y no queremos que estos nueve meses dejen en nosotras una huella imborrable ¿verdad? Por lo menos vamos a intentar evitarlo.

Para mí el producto estrella por su eficacia y precio es la “Nivea” del bote azul, la de toda la vida. En mi primer embarazo no usé otra y puedo decir que fue de sobresaliente. El embarazo no me dejó ni una sola estría en el abdomen. Hay que aplicársela una o dos veces al día, después de la ducha o el baño es el mejor momento. Es una crema súper grasa y por eso penetra e hidrata muchísimo.

Ahora también estoy probando el aceite corporal de “Bio-oil ya que había oído hablar muy bien de él. En realidad lo combino con la crema, un día que aplico un producto y al siguiente, el otro. Está recomendado para evitar manchas y estrías en la piel o disimular las ya existentes e hidratar. Entre sus componentes está la vitamina A y E, la caléndula, el romero, la manzanilla y la lavanda.

Una mujer cuida su cuerpo y su piel durante el embarazo

2. Cuidado del cabello

Dicen que el cabello de una mujer embarazada siempre está bonito, con más brillo, que se cae menos, aunque esto como todo, va en las personas. Lo cierto es que es otro de los cuidados durante el embarazo, sobre todo para adelantarnos al postparto que con la lactancia puede provocar sequedad y falta de vida en el pelo.

Yo sigo usando mis productos de siempre. Un champú con Keratina que aporta nutrición y que si tienes el cabello seco o quebradizo viene muy bien. También una mascarilla especial para este tipo de pelo y por supuesto no abusar mucho de tintes y secador y cortar cada dos o tres meses, al menos, las puntas para sanear.

3. Cuidado facial

En mis productos de cuidado facial no he hecho ningún cambio. Sigo usando una crema hidratante de día y otra de noche que me aplico antes de dormir. Y además un sérum, para las primeras arrugas, que me pongo antes de la crema por la mañana. Es muy importante que aunque no te expongas al sol siempre lleves una crema protectora aplicada en el rostro para evitar manchas, quemaduras y arrugas y por supuesto, si expones al sol tu cuerpo aplícate también máxima protección.

De vez en cuando, siempre es aconsejable aplicar alguna mascarilla hidratante o antiarrugas que devuelva a la piel su brillo y esplendor aunque es cierto que la piel de las embarazadas siempre está radiante. Es en el postparto, como pasa con el cabello, que con la falta de sueño y el agotamiento, se resiente más.

Cuidado facial durante el embarazo

4. Visita al dentista

Uno de los cuidados imprescindibles durante el embarazo es el de los dientes, muchas veces los grandes olvidados. Una visita a tu dentista para una revisión y ya de paso, si es necesario, una limpieza hará que tus dientes que tanto sufren durante el embarazo luzcan perfectos y no den problemas durante y después de la gestación.

Los cambios hormonales pueden provocar sangrado de las encías que puede ser recurrente, incluso doloroso. Para esto es bueno utilizar un buen colutorio después de la higiene dental. Además puede ser que desarrolles caries por la falta de limpieza, los vómitos o el cambio de dieta y horarios en las comidas. Si notas alguno de estos cambios consulta con tu dentista que será el que mejor te asesore.

5. Deporte durante el embarazo

Si no eres muy deportista, desde luego no es el mejor momento para empezar aunque tampoco está contraindicado. Puedes comenzar con pequeños paseos y poco a poco ir aumentando el tiempo. Al menos, te mantendrás en activo y la actividad física, por pequeña que sea, siempre vendrá bien al bebé. Hacer deporte es, sin duda, otro de los cuidados del embarazo que no debes olvidar.

Si eres de las que entrenabas a diario, ahora deberás bajar un poco el ritmo. Al menos, así me ha pasado a mí. Ya no tienes la misma energía y el esfuerzo debe ser más moderado. Los primeros meses puedes seguir con tu rutina aunque siempre pregunta a tu entrenador para que él pueda modificar lo que convenga. Es obvio, por ejemplo, que las abdominales habrá que eliminarlas del entrenamiento.

Deporte durante el embarazo

Los últimos tres meses es bueno hacer un ejercicio más suave. El pilates, por ejemplo, es ideal para esta época. Ayuda a la preparación para el parto y te ayudará a mantenerte fuerte, con más equilibrio, resistencia y flexibilidad. Y cómo no, la natación. Te ayudará a quitarte el peso que las embarazadas llevamos a cuestas todo el día, al menos durante unos minutos. Entrar al agua será como un alivio.

6. Pecho durante el embarazo

Tanto si vas a dar pecho como si no, es bueno hidratar esta parte de nuestro cuerpo durante el embarazo ya que sufre muchos cambios hormonales y de tamaño. “Purelan” de la marca “Medela” es un producto para los pezones que ayuda a evitar grietas y sequedad que pueden provocar un dolor muy intenso y en muchas ocasiones que la madre deje de dar el pecho a su bebé.

Es aconsejable empezar a utilizarlo unas semanas antes del nacimiento para ir preparando la piel, pero si te has despistado y las grietas ya han aparecido, aplícatelo también. Alivia muchísimo el dolor y ayuda a que sane más rápidamente.

Mujer dando el pecho durante el embarazo

7. Masaje perineal

Uno de los cuidados durante el embarazo y que evita en muchos casos las temidas episiotomías o desgarros, es el masaje perineal. Es recomendable empezar alrededor de la semana 34 de gestación. Hay multitud de productos que encontrarás en la farmacia de aceite de almendras o de rosa mosqueta para ello.

Puedes seguir a Naiara Aguirre en su cuenta de Instagram – @naiaguirre

Icono cerrar

Apúntate al servicio más exclusivo



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies