Logotipo PasarelaXD Logotipo Banquete Perfecto
14 diciembre 2017 BanquetePerfecto

LA ESPECTACULAR BODA DE ANA BOYER Y FERNANDO VERDASCO

La pareja se dio el "sí, quiero" en una paradisíaca isla del mar Caribe.

Ya conocemos todos los detalles de la que para muchos es la “boda del año”, el enlace entre Ana Boyer (28 años), y el tenista Fernando Verdasco (34 años). La revista “¡Hola!” publicó por fin este martes las fotografías y detalles más llamativos del enlace, que se celebró el pasado jueves 7 de diciembre en una pequeña iglesia de bambú en la isla caribeña de Mustique. Ese ha sido el idílico escenario elegido por la pareja para darse el “sí, quiero”.

Los novios alquilaron una fabulosa villa con siete suites y piscina infinity, donde se alojaron durante el tiempo que pasaron en la isla y donde se celebró la fiesta a la que asistieron únicamente 60 invitados, los más cercanos a la pareja. Entre los asistentes se encontraban la madre de Ana, Isabel Preysler, y su pareja, el escritor Mario Vargas Llosa, y sus hermanos Tamara Falcó, Chaveli Iglesias y Julio José, que ejerció de padrino. No estuvo presente el cantante Enrique Iglesias, hermano de Ana, al que según la novia le fue imposible asistir al evento por motivos profesionales.

Vestido de la novia

La hija de Isabel Preysler, Ana Boyer, subió al altar del brazo de su hermano Julio José con un vestido de Pronovias diseñado especialmente para la ocasión por Hervé Moreau, director creativo de la firma. El diseño, con un estilo romántico y un escote palabra de honor con forma de corazón, se ajustaba a la perfección a la figura de la novia. Pero parece que el restultado no ha gustado mucho a tenor de las numerosas críticas vertidas en las redes sociales.

Uno de los detalles que más llamó la atención fueron los manguitos desmontables de los que caía un tul de tres metros, y que se convertieron en los auténticos protagonistas del atuendo. Y es que este complemento rompía con la tradición de llevar el velo sobre la cabeza.

Los complementos de Ana

Donde sí acertó Ana Boyer fue en el resto de complementos que lució durnte la velada gracias a los pendientes, el brazalete y el colgante de oro blanco y diamantes de la joyería Suárez. También lució una peineta en forma de diadema baja, en plata vieja y pedrería, de Pronovias, la misma firma que diseñó el vestido.

Los testigos vestidos igual que el novio

Feliciano López, Garry Toussaint, David Marrero, Claudio Soliva y Marco Verdasco fueron los testigos del enlace. Todos ellos vistieron de Pedro del Hierro, la misma firma que el novio, que optó por un traje de tres piezas de color beis para dar el “sí, quiero”.

Vistas espectaculares

Desde la terraza que ocuparon los novios en la isla de Mustique podía verse la bahía de L’Ansecoy, un paisaje verdaderamente espectacular. Las instantáneas del lugar son verdaderamente impresionantes. El aristócrata Lord Glenconner adquirió la villa hace casi 60 años, en 1958, por 45.000 libras.

El coche que los llevó a la iglesia

Ana Boyer y Fernando Verdasco llegaron a la capilla en un Fiat 500 descapotable, blanco, pequeño y al más puro estilo de los años 60. Los novios se vieron rodeados de invitados, que aplaudieron nada más verles entrar.

El menú de la boda

Otro de los detalles de la boda que ha salido a la luz ha sido el menú. La cena consistió en una “vichyssoise”, langosta y un guiso de mariscos con arroz caribeño. La tarta, como es tradición, se componía de tres pisos.

Tras el banquete los novios y los invitados bailaron bajo las estrellas en lo alto de una colina con vistas al mar. “Esperamos ser una pareja superfeliz y unida para el resto de nuestras vidas”, comentaron Ana Boyer y su ya marido, Ferando Verdasco.

Icono cerrar

Apúntate al servicio más exclusivo



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies