Logotipo PasarelaXD Logotipo Banquete Perfecto
3 octubre 2017 BanquetePerfecto

10 ERRORES A EVITAR AL ORGANIZAR UNA BODA

Si te vas a casar, te esperan por delante meses de arduo trabajo hasta que llegue el día del enlace. Una boda no se prepara de la noche a la mañana. Son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta. Todos los detalles cuentan, y olvidarte o dejar para el último momento algunos de ellos puede arruinar tu boda. Por eso, si quieres que todo salga bien ese día, debes trabajar con esmero, preparar todo con antelación y no dejar nada al azar. Así evitarás que cometas errores que te pueden dar enormes quebraderos de cabeza. Estos son los X errores más comunes que debes evitar para que tu boda sea todo un éxito.

1. Organizar sin presupuesto

¿De cuánto dinero dispones para preparar tu boda? Elabora un presupuesto realista que puedas asumir. Número de invitados, lugar del banquete… Mira en qué te vas a gastar cada euro de los que dispones para celebrar el enlace y de qué manera piensas hacerlo. Establece un tope máximo y procura no despilfarrar en cosas que no necesites. De lo contrario, cuando tengas que hacer frente a los pagos te puede dar un sofocón.

2. No dejes todo para la última semana

Las bodas suelen prepararse con mucha antelación, pero el tiempo vuela. Aunque falte bastante tiempo para el gran día, es mejor que cierres cuanto antes todos los detalles de la boda: fotografía, decoraciones, flores, alianzas, fotógrafo, detalles para los invitados… Ten muy presente que los proveedores trabajan con tiempos establecidos y tienen tantos compromisos que, sin tiempo, es probable que no puedan atender tu solicitud.

3. No te disfraces

El día de tu boda debes estar radiante, pero eso no significa que debas excederte o disfrazarte. Sé fiel a tu estilo; es mucho mejor pecar de discreta que hacerlo de estridente. A la hora de elegir los zapatos no te guíes por el diseño. Elige siempre unos que sean cómodos. Ponte los zapatos antes del gran día. Mira que tus pies encajan perfectamente y no te hacen daño. No pasa nada por que los zapatos estén usados. Mejor eso que sufrir un dolor insoportable durante todo el día.

4. Maquillaje cargado

Sabemos que el maquillaje debe ser más cargado de lo normal para que luzcas radiante el día de la boda. Pero, ojo, no te pases. Las sombras demasiado marcadas no quedan nada bien. Opta por un maquillaje natural, marcando sutilmente las mejillas y los labios. No es necesario más. Si tienes la piel brillante, comunícaselo a tu maquillador. No hay nada más feo que aparecer en las fotos con brillos fuera de lo normal en la cara.

5. Peinados extravagantes

Cada vez se ve más gente con el pelo teñido por la calle. Rojo, verde, azul… Puede que te guste cómo te queda el pelo, pero no es nada recomendable aparecer así el día de tu boda. Tampoco luzcas un moño que te haga parecer mayor. No te pongas años encima. Estamos en la era de los looks naturales. Si tienes una bonita melena, lúcela. No hagas caso a tu abuela. La melena, mejor al aire.

6. Encargar tarde las invitaciones de boda

Una vez que sepas cuándo y dónde se va a celebrar la boda, envía las invitaciones. Tanto si son en soporte físico como digitales, no te demores. Así evitarás que los invitados tengan que cancelar otros planes o que no puedan asistir aunque lo deseen.

7. No contratar un buen fotógrafo

La boda es un día muy especial. Un momento que querrás celebrar por todo lo alto y guardar para siempre. Por ello, no olvides contratar un fotógrafo de nivel. Cualquiera no es capaz de hacer las fotos espectaculares que una boda requiere. Contar alguien que no tiene los conocimientos o habilidades suficientes puede echar por tierra tu boda.

8. Olvidar que la boda es cosa de 2

Organizar la boda es cosa de dos, de los novios (de él y de ella). Debes consensuar las decisiones con tu pareja, especialmente a la hora de decidir qué tipo de boda queréis (sencilla, con muchos o pocos invitados, al aire libre, religiosa o civil…), la fecha y el lugar, el viaje de novios (Europa, Asia, América…). Si no se establece esa comunión desde el primer día, difícilmente se podrá lograr más adelante, cuando ya seáis marido y mujer.

9. Agobiarse demasiado

El estrés no es para nada beneficioso. Realizar las cosas con prisa y agobiado puede hacer que nos equivoquemos y tomemos malas decisiones. Lo mejor es disfrutar de todos los preparativos del gran día. Para ello, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional como una wedding planner. Ella te ayudará en lo que necesites para que tu boda sea tan especial como lo habías imaginado.

10. Vestir de blanco o negro

Si los que se casan son unos familiares o amigos, evita ir de blanco. El blanco es por lo general un color reservado a las novias. Ellas deben ser las grandes protagonistas del día, así que no les hagas sombra. Tú debes permanecer en un segundo plano. Si aún no te has casado, ya llegará tu momento. El negro tampoco es una buena opción. Este color está muy vinculado los funerales y no resulta apropiado lucirlo un día que debe ser una fiesta.

Icono cerrar

Apúntate al servicio más exclusivo



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies